Category: Turismo en Chile

Luego de la amplia cobertura mundial del terremoto, el rescate minero es la segunda oportunidad para Chile salida de una tragedia, para promover exportaciones, inversión y turismo.

Un país que a cada tantos años es devastado por un terremoto no se entiende como una plaza ideal para hacer negocios. Tampoco es beneficiosa la imagen de país donde sus trabajadores sufren condiciones inhumanas. Eso al menos que la reconstrucción/rescate sea exitosa y que el presidente participe personalmente en ello. Y eso hasta que un nuevo accidente así ocurre.

Una buena forma de capitalizar un 2010 de tragedias de final exitoso, es que Chile sea capaz de exportar sus servicios de rescate, su ingeniería, enseñanza en reconstrucción, exportar psicología especializada en tragedias, en como reconstruir una economía devastada, exportar nuestra normativa de construcción anti sísmica, nuestros calculistas, arquitectos, equipos, etc.


Y en turismo? Empezar por ampliar el concepto de turista y entender que no requerimos solo turistas en el sentido clásico (el que llega y se va con imágenes). Promovernos a personas que vengan a dar algo a cambio: por ejemplo voluntarios a enseñarnos algo, a apoyar la reconstrucción, a aprender de ella. Estudiantes extranjeros que vengan dada la calidad de nuestras escuelas de negocios, de minería, de medicina, de post-graduación. Pacientes que vengan en busca de la calidad de nuestros hospitales. Requerimos de científicos que vengan a fortalecer la ciencia nacional. Promover a Chile significa promover sus creaciones y promover la salida de sus artistas en el exterior. Chile (y sus gobiernos) no debe solo parecer apto para las grandes ligas, debe serlo. En ese sentido, es lejano pensar en postular a una Copa del Mundo, o cualquier eventos de envergadura, sobretodo cuando el viento gira tan inequívocamente a nuestro favor? 

Debemos construir una reputación (positiva) en ámbitos distintos a los tópicos de país minero, de vinos, terremoteado. Que tal si Chile fuese el país del mundo con la mayor cantidad de áreas verdes por habitante, o Santiago la primera ciudad carbono neutral o la ciudad con mejor calidad de vida? Lograr esa reputación, vendería más que 20 años asistiendo a la Fitur. 

Recuerdo en más de una oportunidad haber escuchado de operadores turísticos extranjeros (que cualquiera quisiera de cliente), quejarse de la lentitud de respuesta de potenciales proveedores en Chile. En lo personal por estos días tengo varios correos enviados, y reenviados, y de los cuales no he tenido ni un escueto «acuse de recibo». Estimo que acá se tiene la mala costumbre mayoritaria de responder tarde, si es que se responde.
Nos falta el e-mail etiquette. Esto no es más que buenas prácticas a seguir en el uso del e-mail. Por ejemplo evitar escribir en MAYÚSCULA, cuidar la longitud, la gramática, racionalizar el uso del «responder a todos», de las cadenas, de los mensajes «urgentes», a utilizar el campo «copia oculta» para correos masivos, etc., prácticas que se aprecian en el mundo del spam y del uso indiscriminado del e-mail.

De todas estimo que la regla más importante es la de los tiempos máximos de respuesta. Algunas empresas establecen como regla que los correos sean respondidos con un máximo de 8 horas, y que un 50% de ellos sean respondidos dentro de 4 horas como máximo. Otras fijan este plazo en una hora.
Me resulta insólito que una persona a la cual le has mandado un e-mail, decida simplemente no responder o estime innecesario explicarte la demora o no respuesta. Caer en explicaciones del estilo «he estado forrado en pega», que se entienden como mentira, es de una egolatría colosal, pues se asume que se tiene más trabajo que el resto. Nada resulta más adecuado que el simple reconocimiento de la demora (o no respuesta) y comprometerse a ello cuando no responder inmediatamente. Las excusas del estilo «el servidor falló», «mi computador se quemó», «se me borraron todos los correos» o peor insistir que el correo nunca llegó (aunque gmail diga lo contrario) es de frente creer que el resto es tan idiota como para creer que en el mundo de Google, Blackberry, Iphone, y el Cloud Computing, los correos caen en un limbo, flotando en una especie de purgatorio electrónico, huachos perdidos en la fibra óptica sin que nadie los reclame.

Ilustración: Supercotidiano

Un nuevo Foro/Congreso de la Societur se desarrolló en la sede Las Condes de la Unab. Una iniciativa necesaria para un sector postergado que busca introducirse en la agenda política nacional. En el foro inaugural la asistencia de la directora de Sernatur  es prueba que la instancia tiene valor en la industria. Resulta refrescante escuchar nuevos discursos (de Sernatur, Turismo Chile, Fedetur), y sobretodo el reconocimiento de que si bien algo de avance hubo, también es crítico dejar atrás la auto complacencia. En los días posteriores, baja considerable de asistentes sobretodo de autoridades (se mencionó la distancia). Valiosa presencia de ponentes extranjeros, también de regiones y alumnos que debiese incrementarse a futuro.
Convendría revisar el formato. Las preguntas fueron excluidas del debate, y un agresivo moderador (Cote Evans,) quien pudo resultar un aporte si no fuera porque terminó transandose en una absurda e innecesaria discusión con un molesto asistente quien deseaba hacerse escuchar a como diera lugar.
Personalmente expuse una ponencia sobre la experiencia de los Clusters turísticos de Chile, desafíos, claves de éxito y medidas correctivas. Buena audiencia y preguntas inteligentes, lo cual siempre se aprecia. La presentación acá:

 

Contacta con nosotros

¿Quieres saber más, colaborar, compartir una idea?

Name
Email
Message

Urrah! Mensaje Enviado! Gracias, nos pondremos en contacto.
Error! Favor verifique sus datos.
logo-footer



Las Antípodas 2018 / Avda. Suecia 513, Providencia Santiago, Chile