Our Blog

De acuerdo a nuestro sabios legisladores, los actores fumando en televisión «incitan al tabaquismo a las nuevas generaciones». Para ello una remozada nueva ley anti-tabaco nos libraría de este terrible flagelo, dejando lo anterior terminantemente prohibido. Ya sabemos lo bien intencionados que son nuestros legisladores tratándose del blindaje psíquico de nuestra inmaculada juventud, y de todos nosotros! Otras prohibiciones seguramente las tendrán debidamente contempladas para después no? Como por ejemplo el exceso de balas, combos, sangre y el garabato fácil, también el nulo contenido cultural, la misoginia, el reggaeton, la Pati Maldonado, los realities, el correrío de manos, que se yo, tanta cosa.
©Pablo Retamal

Contrasentidos nada más. La nueva ley de tabaco (y su homóloga ley de alcoholes) sugiere que los ciudadanos (somos estupidos) no tenemos capacidad alguna de discernir. Algunas opiniones respetables que comparto respecto a esta polémica:

Carlos Peña en El Mercurio se pregunta:«¿Hay alguna razón para impedir, haciendo uso de la fuerza, que una persona adulta decida convertirse en gordo mórbido, alcohólico pertinaz, fumador empedernido, sedentario entusiasta, diabético riguroso, o cualquier cosa que se le parezca?».

Joaquín García Huidobro en El Mercurio sostieneQuieren prohibir el cigarro en las películas, pero afortunadamente no impiden filmar secuestros u homicidios. Sólo faltaba que nos dejaran sin películas de acción, y dedicados a ver Barney, el dinosaurio, o los Teletubbies».

El Editorial de La Tercera «Tabaco: una prohibición que afecta la libertad de expresión», cuestiona: «No existen estudios fundados que determinen con precisión la incidencia de la imagen de una persona fumando en la formación del hábito de fumar y que justifiquen tan draconiana prohibición. Resulta contradictorio que existan normas que limiten la exhibición de material sobre violencia o sexo a determinadas horas y audiencias, pero que no vaya a existir ninguna alternativa para que las personas con criterio formado tengan acceso a una producción visual en que se fume…».