Tag: Ciudad

En el 2010 una torre de departamentos vino a reemplazar el edificio clásico del 1950 donde se ubicaba el cine Las Lilas y diversas tiendas de barrio en el sector poniente de la plaza del mismo nombre. El alcalde de la época, sostuvo que nada podría hacer, anunciando un acuerdo con la constructora responsable (Penta) de habilitar un café literario y un cine en los cimientos del nuevo edificio, lo cual nunca ocurrió.

enterreno.cl

enterreno.cl

Mas recientemente nada pudo hacer la hoy alcaldesa comunal ante la demolición de otras dos construcciones del año 1948, al lado opuesto de la misma plaza Las Lilas, a manos de PAZ Froimovich, constructora de poca reputación, con departamentos dirigidos a población joven en busca de sueños de 34 metros cuadrados a precios exorbitantes.

Continue Reading..

www.rq.uy

www.rq.uy

Una madrugada cualquiera, volvió a casa medio borracha luego de salir a parrandear con amigos. Que no supo si fue la sangría, la buena conversa, la brisa que soplaba del río o qué, la cosa es que llegó convencida de lo lindo de la vida, de que el tiempo había que malgastarlo adecuadamente y que bastaba ya de andar llorando el desempleo y la debacle económica española.

Así que apenas cerró la puerta a sus espaldas, se dirigió tambaleante al ordenador, y en ese buscador que todos utilizan escribió algo así como «viajando por países en vías de desarrollo», arrojando una variedad de artículos sobre China e India. Se preguntó en un par de segundos qué haría ella en India y peor aún en China. Así que afinando un poco la búsqueda agregó «en Latinoamérica», ante lo cual Brasil, la nación más pecaminosa del barrio, surgió ante sus ojos persuadiéndola. En otro par de segundos se imaginó allí bailando extasiada, rodeada de mulatos, diversión era lo que buscaba, perdurar la euforia de la noche, pero pensándolo bien igualmente se le hizo enorme, Rio y Sao Paulo medio impredecibles, así que continuó afinando la búsqueda adicionando «estables», donde Chile figuraba en un primerísimo lugar. «Y yo qué sé de Chile» se preguntó, viniéndose a su memoria el Winnipeg de Neruda del que de niña había oído con admiración, y las protestas de los estudiantes que por esos años rotaban notablemente por la prensa europea. Al seguir buscando dio con el caos de Valparaiso, que le hizo todo sentido, pero decidió empezar por la capital del país, dando irremediablemente con Santiago.

Continue Reading..

La abundancia que hoy vive Antofagasta bastaría para resolver anticipadamente la precariedad en la que viven gran parte de sus habitantes, y la que sufrirán aquellos que atestiguarán el término de sus reservas minerales.

En esa Antofagasta, cuyo ingreso per cápita es similar al de Reino Unido, no habría lugar para que en uno de sus barrios una mujer sea devorada por un perro callejero. En esa calle de ese barrio, en el que por alguna incomprensible razón ni la ley ni la abundancia alcanzaron a llegar.

En vez de eso, el liderazgo público podría persuadir al privado a asumir el compromiso de transformar al ciudadano de a pie en el centro de su labor, hoy y siempre. 

Es por eso que le tengo fe a la iniciativa CREO Antofagasta, pues recupera la capacidad de soñar del ciudadano común, de volver a creer en aquellos que fueron elegidos democráticamente a velar por el bien común.

Más sobre CREO ANTOFAGASTA, acá.


Contacta con nosotros

¿Quieres saber más, colaborar, compartir una idea?

Name
Email
Message

Urrah! Mensaje Enviado! Gracias, nos pondremos en contacto.
Error! Favor verifique sus datos.
logo-footer



Las Antípodas 2018 / Avda. Suecia 513, Providencia Santiago, Chile