Our Blog

Mañana se fía…

La desaparición del negocio de barrio es un buen ejemplo de la transformación de la ciudad, que ha ido borrando carácter y singularidades a los barrios.

Las esquinas que los albergaban van pareciéndose cada vez más entre si, vistiéndose de un mismo uniforme: la triada de farmacias, una tienda de comida rápida y un «mini market», tipo de negocio que sustenta su éxito en la sustitución del tradicional negocio de barrio.

La cadena OK Market, con sobre los 100 locales en Chile, se disputa espacios comerciales con Big John (que aún siendo chilena se apellida «The Convenience Store»). Estas franquicias, no solo exhiben una arquitectura modernosa, si no que además empujan estilos de consumo ajenos a las tradiciones locales.

Es un próspero devenir. Tanto así que la mega cadena estadounidense 7 Eleven ha anunciado su pronto arribo.

«La batalla que ha desatado esta competencia» celebran los medios la pelea que acabará por extinguir el boliche de la esquina, y con ello la venta de productos de producción local (humitas, pichangas, empanadas, arrollados o pastel de choclos), o de la venta de mercaderías de primera necesidad en pequeñas cantidades, a precios reducidos, además del tradicional fiado.